Hombres que desaparecen, la pelicula

Viste el trailer,viste la película y la vas a seguir viendo una y otra vez. Mis amigas no paran de contarme historias sobre hombres que desaparecen de sus vidas sin explicación ni excusa. Reconozco que durante un tiempo pensé que eran exageraciones y que algo hacíamos nosotras (si,me incluyo) para que un pibe desapareciese así porque sí.

Qué ingenuidad la mía… En los últimos meses pasaron por mi vida unos cuantos escapistas profesionales que hicieron darle la razón a mis amigas.

Desaparecer sin más nunca estará justificado. Existe una cosa que se llama ‘educación’ y otra todavía menos común que dicen se llama ‘valentía’o no ser “cagon”. Así tengas el motivo más poderoso para desaparecer de la vida de alguien, qué menos que una breve notificación en forma de mensaje. Una cosa discreta, tampoco es que pidamos un papiro, pero me parece lo mínimo para evitar que la otra persona flashee durante días pensando en si hizo algo mal o si el susodicho en cuestión se dignará a reaparecer. Un poquito de empatía chicos, por favor. Y más ahora en el mundo en el que vivimos que todos podemos escudarnos detrás de un teléfono y no tenemos ni que mirar a los ojos a la otra persona para decirle que no nos gusta. ¿Qué excusa cabe?

Si ahora mismo estas en esa situación en la que tu cita/chongo/novio/whatever dejo de responder repentinamente tus mensajes, quizás sea por uno de los siguientes motivos:

No le gustas una mierda.

Seamos claros, si solo salieron una vez y después se lo trago la tierra no hay muchas respuestas posibles. No le interesas pero no es capaz de decírtelo, así que besito… la vida sigue.

Huye del compromiso.

Era divertido al principio, pero ahora que ha visto que vos queres algo más que whatsapps de medianoche ya no le copa tanto. Entonces antes de que le hagas algun tipo de planteo elige pasar de largo para seguir boludeando con el resto del mundo.

Está muy ocupado.

A mi esto me da bastante risa porque suele ser lo que te dicen tus amigas: “Bueno,pero seguro que esta laburando,mas tarde te escribe”. Pero vos, que tuviste en un día 3 reuniones, 2 horas de gimnasio y otras tantas miles de cosas, no pudiste sacártelo de la cabeza. Quien quiere, puede. Por muy ocupada que esté una persona, SIEMPRE encontrará un hueco para enviar un mensaje.

Lo triste es que en el fondo lo sabés…

8 señales de que superaste una ruptura

 

1-Dejas de contar los días

Al principio no podes evitarlo: hace una semana que “nos dejamos”, hace cuatro días, tres horas, siete minutos y veinte segundos de su último mensaje, hoy es 8, como la primera vez que nos besamos, mañana cumpliríamos siete meses y seis días juntos. Todas las fechas, números y situaciones te recuerdan a él. Hasta que se te empiezan a olvidar los aniversarios, las fechas con las que antes te torturabas, y te descubrís a vos misma diciendo ‘ahora que lo pienso, se me había olvidado que la semana pasada hubiese cumplido tres años con Fulano’.

2-Empiezas a desprenderte de sus objetos personales

Esta etapa suele comenzar cuando aceptas que no es higiénico seguir durmiendo con su remera -previamente usada por Él- durante más de diez días, y te obligas a vos misma a lavarla. Pronto vas a meter en una caja todas esas cosas que te recuerdan a él: entradas de recitales, regalos que te hizo, fotos y toda serie de objetos de los que te negabas a desprenderte en un principio. Puede ser que un día te sientas preparada incluso para devolvérselos… aunque tampoco es muy necesario.

 3-Te escribe borracho y finalmente te da pena

Antes, tus amigas tenían que estar alerta toda la noche por si acaso se te ocurría sacar el celular y escribir uno de esos mensajes que todos sabemos que es mejor que nunca, nunca, vean la luz. Ahora, es él quien te escribe a cualquier hora  de la madrugada para decirte que te extraña,que si se pueden ver, peeeeero las mariposas de tu estómago ya no están ahí: sólo pensas “pobrecito, no lo puede superar”.

4-Te reís de las situaciones que antes te dolian

Discusiones, echarse cosas en cara, sacar a la luz los defectos y trapos sucios del otro… las rupturas traen  cosas muy poco agradables, y al principio no podes evitar que te afecten, te duelan y te hagan sentir horrible. Hasta que llega ese momento en que te importa tan poco que solo podes reírte.

5-Las canciones de amor ya no solo hablan de él

Las cantaste TODAS mientras llorabas desconsoladamente. Las de corazones rotos, las que le pedían que volviese, las que decían que no te merecía y por supuesto, tus favoritas para auto flagelarte: las que decían que el mundo carecía de sentido sin Él. Todas y cada una de las canciones del mundo contaban la historia de ustedes dos.Hasta que ya no. Un buen día volves a poner Spotify y te das cuenta de que ya no todas dicen su nombre. De que podes volver a escuchar música que te ponga de buen humor. Con el paso del tiempo,  es posible que TODAS las canciones del mundo hablen, de repente, de otra persona. Pero para eso hay tiempo.

6-Puedes volver a ver películas románticas.

Lo cierto es que, como con las canciones, ya las viste TODAS. Y fue horrible. Lloraste hasta agotar todas las reservas de papelitos de papel mientras que nunca va a llegar a tu vida el amor. Te sabes todas las comedias románticas de pe a pa, pero no sabes por qué las llaman comedias, si a vos sólo te hacen llorar. Hasta que una sea especialmente graciosa y por fin, por fin, vuelvas a disfrutar.

 7- Dejas de chequear sus redes sociales obsesivamente

Todas lo hicimos  en algún momento, como si de un ritual se tratase. Despertar y abrir su facebook, su twitter, su instagram por si paso ALGO. No sabemos bien  qué, pero ALGO. Acostarnos y hacer lo mismo. Más un par de veces durante el día si tenemos tiempo. Sí: es agotador y encima no suele dar demasiados frutos. Y qué bien cuando nos olvidamos de llevar a cabo nuestro ritual por estar ocupadas… disfrutando de a vida…sin el

8-Volves a aceptar que es un ser humano (aunque uno despreciable)

Tras la ruptura, decidiste que era hora de olvidar su existencia. Lo borraste de tus redes sociales, borraste su número de teléfono y no volviste a pasar por ninguno de los lugares que solía frecuentar. Para vos, se había convertido en un alienígena sin corazón de regreso a su planeta. Vivías feliz fingiendo que ya no existía y prohibiendo a todo el mundo mecionar su nombre. O llamándolo ” El innombrable”

Te quiero pero solo cuando estamos solos

Que alguien quiera ocultarte es de las cosas más duras que pueden ocurrirte sentimentalmente y tiene todas la pinta de arruinarte la autoestima hasta hacerla desaparecer. El problema es que cuando te das cuenta de que ese ser con el que estás saliendo tiene la intención de mantenerte en secreto, generalmente ya estas hasta las manos y salir corriendo no es una opción.

 

Llegan al punto de que te plantees si es tu culpa. Si es que no sos lo suficientemente linda, o lo suficientemente inteligente, o lo suficientemente divertida. Consiguen que te obsesiones con el tema, que te pongas pesada y así puedan darle la vuelta para decirte: ‘que estas loca, equivocada,pensando cualquier cosa’. En el peor de los casos te esforzarás, como yo hice yo en su momento, en ser la pareja ideal a ver si al fin conseguís que cambie de idea y te muestre al fin sin miedo fuera de la cueva. Pero eso no sucederá, porque amiga, la culpa no es tuya y por mucho que te esmeres las cosas no van a cambiar.

Si afirmas más de uno de los siguientes puntos, te encontras ante un ‘ocultador’ profesional:

– No te presenta a su familia o amigos.

– Prefiere evitar los restaurantes y bares, mejor siempre cenar en tu casa o en la suya.

– Evita quedar en lugares que sabes frecuentan tus/sus conocidos.

– No plantea un viaje en común, y si lo hace no comenta nada en su entorno ni sube fotos a sus redes sociales, ni etiquetas,ni nada.

¿Qué motivos pueden llevar a alguien a ocultar a su pareja?

1. Tiene (otra) novia. O mujer. O mujer e hijos.

2. Que no quiera comprometerse.

3. Que se avergüence de tu nivel cultural o tu apariencia física.

Sea por la razón que sea,  estaría bueno evitar,dentro de lo posible, a estos energúmenos que lo único que hacen es agotar tu energía y convertirte en un mar de inseguridades. Alguien a quien le gustas y quiere estar con vos, no solo no sentirá vergüenza de que te vean a su lado, sino que te va a llevar de la mano muy orgulloso.

Si crees que tu chico tiene toda la pinta de ser un ocultador, hacete un favor y… ¡HUÍ!

Nop,confirmado: No le gustas!

Dudas,dudas…dudás?… mmm ¡Ya empezamos mal!

 

Pero vamos a ver si nos podemos ordenar,voy a dejar unas cuantas razones por las que a estas alturas ya deberías intuir que al susodicho no le gustas.

Sos la que siempre comienza las conversaciones por whatsapp y sos,también, la última que escribe, porque llegado un momento ya no contesta más. No escribe mucho o te deja sin contestar porque no le interesás, ni más ni menos.

Casi nunca te escribe, y si lo hace es para verse y tener sexo. Esta es de manual. Y tan obvia que me parece mentira que nos preguntemos las unas a las otras qué quería decir cuando dijo lo que dijo. No busquemos señales donde no las hay.

Muchas veces tiene excusas para no arreglar de verse. La más famosa es que tiene mucho trabajo. Pero también hay otras muy originales. Si  a un hombre le gustás, quiere verte sea como sea y pase lo que pase, y si un día verdaderamente no puede, dirá otra fecha, pero intentará cerrar la “cita” lo antes posible.

No se acuerda de cosas importantes para vos. Por ejemplo no se acuerda de tu cumpleaños, ni de saludarte en año nuevo o le contás que estás enferma y ni de casualidad  te vuelve a preguntar si mejoraste o estas muriendo…

Siempre intenta no tener que involucrarse. Esto es, evita hablar de sentimientos o intenciones. Esto es muy muy muy común. Lo único que quiere es que infles su ego y estés en lista de espera para tener sexo con vos.   Si te dice que no les gustas y que nunca va a cambiar de idea, creele.

Si en algún momento llegas a pedir explicaciones sobre la relación,es probable que te diga: “Yo nunca te prometí nada”. La realidad, es que tiene razón. Pero bueno,no vamos a negar que nos gustaría que cambie de idea,no?

Se cree el mejor pibe de la tierra y encima te hace sentir menos. Si suele repetir frases como “Es que tengo poco tiempo y no puedo ir para “alla” o a buscarte, mejor veni vos”. “No siempre que me escribas voy a poder contestarte”. “En principio puedo  el domingo pero igual te voy avisando (y te tiene esperando hasta el último momento)”.Este tipo de hombres hay que mandarlos a la mierda directamente. Si bien los otros puntos pueden “confundir” al principio este pibe claramente no tiene interés en vos, y aunque lo tuviera, es una muy mala adquisición en tu vida. Un beso enorme les mandamos.

No tiene porqué tener todas estas características, con que tenga una de ellas ya podes salir corriendo.Ni qué decir si son varios los puntos los que cumple,ahí directamente mudate de país.

Te acordas de cuando no existía Whatsapp?…

Desde 2009 viene revolucionando las formas de comunicarse y hoy en día cuenta con más de 700 millones de usuarios activos. Aunque las maneras de interacción con los demás ya venían alterándose desde un poco antes.

Según mi memoria (soy de la generación que vivió la adolescencia / juventud en plena explosión de estas formas comunicativas) todo empezó con la creación de MySpace y Messenger. Admito que la primera nunca la usé, ni siquiera sé en qué consiste (hablo en presente porque me parece que todavía existe). La segunda… ¡uy la segunda!

Mentiría si dijera que nunca la utilicé, de hecho, viví años de secundaria pegada a la pantalla por su culpa. Tenia bastantes  contactos en Messenger, y muy pocos de ellos eran desconocidos. Mas que nada era gente de la secundaria, algún que otro chico que conocía en boliches, amigos de la vida,etc.. es decir, yo hablaba con la misma gente en la vida real que en la virtual. Cualquiera, pero bueno, era la moda del momento.

Hubo muchísima gente que conoció a otra gente a través de Messenger y que con ello ampliaron su círculo de amistades o su lista de conquistas. Era como Tinder ahora, pero en versión beta y a través de la PC. De hecho conocí a mi primer novio a través de un foro de la pagina Terra.com. Hermosa historia a distancia que luego se volvió real 🙂

Porque sí, en esa época no teníamos smartphone. Hablando de eso mi primer celu lo tuve recién a  los 15 y era un alcatel malisimo,pero lo que estaba piola era que se le podía cambiar la carcasa! Venia en 4 colores!

Lo mejor de Messenger eran los nicks?  “Antes de criticarme intenta superarme”, “Pepita y pepito 14/02/2005 siempre juntos” son algunos de los ejemplos que poníamos en la frase de debajo de nuestro nombre (y si venían con una fuerte carga de iconos, mucho mejor). Me acuerdo que cuando ponías algo muy triste que evidentemente era para alguien pero no lo querías admitir, si te preguntaban siempre estaba la excusa de “es una canción”

Junto a Messenger convivían otras plataformas como Fotolog, antecedentes directos del Instagram de ahora. El Fotolog fue bastante importante también, básicamente consistía en “pasar a firmar” el muro dejando algún mensajito en la foto que el otro había subido.

Recuerdo volver del colegio, comer, e ir rapido a la pc para ver cuántas notificaciones tenía de un día para otro, o incluso dejar pasar días para que se acumularan y así poder ver más… que estúpidas podemos llegar a ser…

Con los años dejó de usarse (ni mencionar que Messenger ya estaba totalmente olvidado) en parte por culpa de Facebook, la RED SOCIAL entre las redes sociales. Cuando te hacías “mayor” te pasabas a Facebook, la red social de un público más adulto. De hecho, mucha gente se la hacía en la época pero no la usaba y con los años, recuperó su cuenta de Facebook y comenzó una actividad más periódica. Hablo de la epoca en la que Facebook todavia no estaban los padres 😐

Con el tiempo llegó Twitter (hablo de hace más o menos cinco años) que fue raro al principio pero que ahora ya esta completamente instaurado.

A esto hay que añadir que también existen otro tipo de plataformas que no son redes sociales propiamente dichas pero que también sirven para comunicarse de forma instantánea como son WhatsApp, Line o Telegram, y también las aplicaciones con el claro fin de “conocer gente” destinadas a todo tipo de público como son Tinder, Happn, Badoo o Adoptaunchico.com.

Como ves, existen opciones para todo tipo de gustos y preferencias. A esto hay que añadir la facilidad de utilización, la capacidad de acercar personas estén donde estén, la instantaneidad, la rapidez y la accesibilidad que la tecnología nos aporta. Además es omnipresente, ya que gracias a la aparición de teléfonos inteligentes (así como otros dispositivos móviles) se pueden utilizar desde prácticamente cualquier lugar.

Con todas estas ventajas ¿quién no va a dejar seducirse por ella? Pero cuidado, porque no todo es bueno. Y ahí es dónde quiero ir a parar yo.

A simple vista, la tecnología nos facilita muchísimo la vida pero también nos la puede complicar. Nos hace más visibles (y por tanto existe menos intimidad), más fáciles de controlar y localizar y quizá menos reales. Por no hablar de las preocupaciones que nos genera como … “se conecto y me clavo el visto”, ” se conecto a las 6 am y me dijo que no iba a salir”, “esta en linea y no esta hablando conmigo”… y así infinidad de paranoias o no… de todas maneras esto extistio siempre pero la diferencia es que  la gente no se enteraba debido a que no existían herramientas para evidenciarlas.

No sabemos si los momentos de preocupación son justificados o no, lo que es cierto es que durante más de 2000 años la gente vivió sin WhatsApp, sobrevivieron, y seguro que discutían menos, sufrían menos, se veían más y vivían más felices (aunque sea por ignorancia).

¿Qué pasaría si dejáramos de usar WhatsApp / aplicaciones de mensajería instantánea? ¿Nuestros contactos nos llamarían por teléfono o vendrían a vernos, o por el contrario, nos olvidarían haciendo real la hipótesis de que si no uno no tiene vida tecnológica no tiene vida real? ¿La gente se volvería loca al no estar conectados? (a veces cuando alguna aplicación se cuelga momentáneamente entramos en pánico).

Lo que está claro es que si nos dejamos de supuestos y hablamos de la realidad, pocas personas llaman ya por teléfono, pocas personas dejan el celu  cuando están en una mesa con más gente, y poca gente se olvida del celu en su casa; por el contrario, cada vez más gente convierte al móvil en una extensión de su mano y optan por dejarse envolver por la comodidad de quedarse detrás de las pantallas.

No sé ustedes, pero yo quiero una carta escrita de puño y letra. Yo quiero escuchar la voz de las personas. Yo quiero volver a ser real.

Diferencias entre la soltería y estar sola

Si por alguna razón decidiste dejar de salir en plan de buscar pareja como yo, seguramente alguien  te pregunto: “¿No te sentís sola?” Como si soledad y soltería fueran lo mismo.

Existen hombres y mujeres (aunque haya gente que no lo entienda) que no necesitan pareja para sentirse “completos”, igual que existen los que no necesitan hijos para alcanzar la “realización personal”. Yo si bien lo comprendo y respeto, entiendo que este estado es temporal para mi,por que yo si quiero tener una pareja en algún momento.

La verdad es que solemos caer en los lugares comunes muy fácilmente. Así es como escuchamos comentarios como “pobrecita, es re linda pero esta sola”, sólo porque la mujer en cuestión no está casada, o no tiene novio, o no se acuesta con nadie de manera regular.

Y están también los  que tienen parejas estables pero que no conviven, que no están interesadas en que la relación avance, que se sienten cómodas con ese espacio que sólo comparten de forma ocasional.

Es decir que no hay nada escrito, que no hay reglas definitivas. Por eso, y en especial si sos mujer, no dejes que nadie intente molestarte con frases del tipo “nadie se queda soltera por que quiere”.

Hay muchas diferencias entre la soltería y la soledad, acá van algunas:

  • Estar soltera implica no tener pareja, nada más. Para estar sola hay que carecer de muchas otras cosas.
  • Tengo amigas y amigos solteros:  ninguno de ellos está solo. Todos tienen familia y amigos.
  • La soledad puede ser dolorosa; la soltería puede ser una fiesta.
  • Existen muchas personas con pareja que se sienten solas.
  • La soltería es un asunto de convicción: con la soledad no pasa lo mismo.
  • La soltería es una elección, no así la soledad.
  • Solteros y no solteros se sienten solos, pueden estar solos, independientemente de con quién vivan o con quién duerman.

La soledad se entiende como una circunstancia poco afortunada. Y, tristemente, la soltería sigue viéndose como un estigma. Sobre todo en caso de las mujeres.

El truco está en que cada quien haga de su vida lo que quiera y cuando quiera, sin joder a nadie, obvio.

Ni más ni menos.

Descubriendo el arte de salir sola

Ya está. Lo hice. Siempre hay una primera vez. Me atreví.Fui sola al teatro.… sola. Y la verdad, no estuvo nada mal…

Hay veces que se aparecen situaciones en nuestra vida que podemos convertirlas en oportunidades y eso paso esta vez.

Tuve la posibilidad de cubrir el estreno de una obra de teatro y si bien a veces solemos ir dos o mas personas a ese tipo de evento, elegí hacerlo sola.

Sábado por la noche,hacia un poco de frío pero era totalmente aguantable. Me arregle para mi (¡que bien suena eso!) y salí sin mas. Tenia que estar 22:15 para poder acreditarme pero debido a mi naturaleza de impuntual,llegue unos 10 minutos después (cosa que agradezco) por que la obra no comenzó para nada puntual.

Ya en la boleteria y con la entrada que estaba a mi nombre,ingrese a la sala y me decidí a esperar. Toda la gente que estaba en la misma situación que yo,estaba acompañada. Parejas,amigos, otros prensa…entonces cuando ingrese al menos la mitad de las personas que estaba parada esperando se dieron vuelta para ver quien entraba.

Tranquila,me quede leyendo la gacetilla de prensa y espere. Hubo lindos momentos de intercambio visual con varios masculinos presentes,pero nada mas que eso.

Es increíble,pero cuando uno esta en situación de espera tiende a agarrar el celular,por que es casi imposible concebirse a uno mismo el esperar sin estar haciendo literalmente nada. Esta vez no lo hice (si,estoy en una etapa experimental jaja) y me quede presente,observando el lugar,la gente y también admito,escuchando alguna charla ajena.

Cuando ingresamos a la sala,todo estuvo muy bien (¿Porque iba a no estarlo,no? Hola Miedos). La obra que fui a ver se llama “Los 7 locos” y es una adaptación de la novela de Roberto Arlt.

Luego de los aplausos finales,fui la primera en irme (claro,no tenia que esperar que nadie se ponga la campera ni que vaya al baño).Me fui con una buena sensación,tanto es así que elegí volver caminando unas 20 cuadras hacia mi casa.

Hay que recordar algo: cuando tenes auriculares y buena música,nunca estas sola.